LO PRINCIPAL

jueves, 15 de diciembre de 2011

Reforma de la educación en Chile: Una materia pendiente

Chile es uno de los países donde sale más caro estudiar una carrera universitaria. Una familia gasta como mínimo el 40% de sus ingresos para pagarla. En promedio, estudiar en la universidad cuesta más de 3 mil dólares al año.

Este país es el que menos gasta en educación superior. (Sólo el 0,5% del producto interno bruto.) Y, además, es el que menos invierte por cada estudiante. De esta manera, por cada peso que el Estado aporta a la educación universitaria, cada familia debe poner 5 pesos.

Patricio Meller, fue presidente del Consejo Asesor Presidencial de Equidad y Trabajo durante el Gobierno de Michelle Bachelet. Afirmó (en Radio Cooperativa) que Chile es uno de los países con el costo en educación superior más caros del mundo: "El costo de la educación es superior aquí en Chile, el costo de los aranceles, las matrículas universitarias por ejemplo, relativizado al PIB per capita, se observa que Chile es el país que tiene mayor costo de educación superior. Y ahí estamos incluyendo a los países más avanzados del mundo; Corea, Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá, Inglaterra, etc."


En 1622 nació la Universidad Santo Tomás de Aquino que luego se llamaría Universidad de San Felipe. 46 años más tarde, se funda la Universidad Católica. Durante la dictadura militar (desde 1973 hasta 1990) las universidades fueron intervenidas. Con el nuevo sistema, ahora estas instituciones podían ser privadas, sin apoyo económico del Estado, y serían financiadas por sus alumnos (o mejor dicho clientes.)

Las pioneras fueron la Central, Diego Portales y Gabriela Mistral. Hoy, existen más de 30 universidades privadas. Pasaron 20 años desde la privatización durante la dictadura, pero aún no se ve un claro interés en hacer que la educación superior sea más accesible.

Cada vez es más difícil. Entre 1997 y 2009 los aranceles universitarios crecieron. Por ejemplo, estudiar odontología hoy, sale un 150% más caro que hace diez años. Estudiar medicina, cuesta un 120% más.
Pese a esto, estudiar en una universidad no es un derecho, sino un privilegio. Sólo el 16% de los sectores más pobres acceden a este tipo de educación. En cambio, en los sectores más ricos, el 61% de las personas estudia una carrera universitaria.

En época de elecciones, Sebastián Piñera (presidente de Chile) invitaba a los jóvenes a comprometerse. les decía: "
Y por eso quiero invitarlos a tomar los pinceles, y a dibujar con sus propias manos el futuro de Chile y el futuro de sus vidas. Así tendremos un Chile como el que todos soñamos, y especialmente los jóvenes. Un Chile más libre, más justo, más grande. Un Chile más próspero. Un Chile en el que todos podamos sentirnos muy orgullosos de ser chilenos. Por eso, si no son los jóvenes ¿Quiénes? Si no es ahora ¿Cuándo?"

Desde principios de 2011 lo están haciendo. Ya no con los votos, sino con decenas de manifestaciones, paros nacionales y huelgas para reclamar una reforma en la educación superior.

Camila Vallejo, presidenta de la federación de estudiantes de la universidad de Chile (FECH): No podemos tener más estudiantes endeudados, este sistema está siendo insostenible para los estudiantes, para las familias y para el sistema en general. Un sistema injusto, perverso… y es una estafa finalmente. No queremos más negociados de la ecuación superior. No queremos más mercaderes de la educación superior. Así que hoy día proponemos poner fin al endeudamiento y un llamado para que te movilices por aquello y que vayamos todos juntos a la calle a defender nuestros derechos.

Un Chile más libre, más justo, más grande.

VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...