LO PRINCIPAL

jueves, 18 de agosto de 2011

CHILE: EL MILAGRO ECONÓMICO


Decían que Chile ya no formaba parte de la subdesarrollada América Latina, sino del Primer Mundo. Decían que Chile era la mejor demostración del éxito del libre mercado. ¡El milagro económico de Chile!   Y este milagro... gracias a Pinochet? Bueno, Pinochet hizo cosas atroces, mató a alguna gente... pero el hombre logró transformar a Chile en el país más próspero de la región, eso decía. Chile, el mejor discípulo de la Escuela de Chicago. Chile, la niña bonita que Estados Unidos mostraba al mundo para confirmar las ventajas de los tratados de libre comercio, del modelo neoliberal.

Pero la juventud chilena no se tragó el cuento y ha salido a las calles. Son los estudiantes quienes han despertado a todo un país, a todo Chile, de la gran mentira del libre mercado.

Violeta Parra decía: QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES. Son los estudiantes quienes están poniendo en práctica la profecía de Salvador Allende... “Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile!”.

Los hombres nuevos y las mujeres nuevas son estudiantes, muchos de secundaria, que han inundado las calles de Santiago y de todo Chile... Reclaman una educación pública gratuita y de calidad.

Mientras el presidente Sebastián Piñera habla de la educación como “un bien de consumo”, los estudiantes le recuerdan que la educación es un derecho.

Pero los estudiantes no solamente luchan por el derecho a la educación. Están peleando por un cambio del modelo económico. Porque el “exitoso” Chile es hoy uno de los países más desiguales del mundo. La fortuna de los cuatro principales grupos económicos equivale al ingreso anual del 80 por ciento de la población chilena. Cuatro familias tienen más que 14 millones de chilenos. Una de esas cuatro familias millonarias es la de Sebastián Piñera, el presidente de Chile.

Como en los peores tiempos de la dictadura de Pinochet, los carabineros, por orden del presidente Piñera, han desatado una represión brutal contra las movilizaciones estudiantiles. Gases, chorros de agua sucia, porrazos... Centenares de jóvenes fueron apaleados y presos. Pero los resultados fueron contraproducentes. La población se ha unido a la protesta haciendo sonar las cacerolas. Se han sumado los profesores, los padres y madres de los estudiantes, los portuarios, mineros, empleados fiscales, ambientalistas, minorías sexuales e indígenas mapuches.

Sebastián Piñera y su gobierno de ultraderecha, con personajes tan corruptos como Joaquín Lavín, ministro de Educación y miembro de la secta Opus Dei, son repudiados por la inmensa mayoría del pueblo chileno. El presidente Piñera. Piñera. Su nombre comienza tristemente con las mismas letras de Pinochet. Y su gobierno parece una continuación de la dictadura.

Pero la diferencia la marcan los jóvenes y las jóvenes...


BIBLIOGRAFÍA
Corriente internacional Socialismo o Barbarie, 9 de agosto de 2011


VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...