LO PRINCIPAL

miércoles, 29 de febrero de 2012

2012: AÑO BISIESTO

¡Año bisiesto, año siniestro!  decian los abuelos: 
¡Año bisiesto, ni casa ni viña ni huerto! 
¡Año bisiesto, hambre en el cesto!

Los años bisiestos han sido considerados como tiempos de calamidades, desastres y guerras.  ¿Por qué? ¿Qué tienen de aterrador estos años que llegan cada cuatro años?

Los años bisiestos no tienen 365 días como los otros, sino 366.
  366, doble seis, bi-sextos, bisiestos.

No es que estos años sean más largos que los otros, sino que la Tierra da una vuelta en torno al Sol cada 365 días y seis horas. Esas seis horas de más se van sumando. Cada cuatro años esas seis horas suman 24 y forman un día de más.

En el siglo 16, el Papa Gregorio XIII estableció el Calendario Gregoriano, basado en propuestas cientificas de la epoca que evidenciaron que el anterior calendario Juliano estab mal calculado, y decidió que ese día sobrante se añadiera al final del mes de febrero, que es el mes más corto.

Pero, ¿de dónde viene la mala fama de los años bisiestos? Ocurre que en el imperio romano el mes de febrero era el mes de los muertos. En febrero, nadie se casaba, nadie viajaba, ni siquiera se abrían los templos. Era un mes considerado de mala suerte. ¡Y de peor suerte, porque ahora es piu largo!... ¡29 die di calamitá!
2012, año bisiesto. ¿Año siniestro? ¿Año de calamidades? En el 2012 ocurrirá un cataclismo.
¡Cambiará el eje de la tierra! ¡El rayo sincronizador! ¡El fin del mundo!

Cuentos. Cuentos que la gente se inventa para meter miedo... o para sacar dinero. Las cosas malas y las cosas buenas ocurren en cualquier año, en cualquier mes, en cualquier día... En el 2012 sólo ocurrirá... lo que los seres humanos hagamos que ocurra.

VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...