LO PRINCIPAL

martes, 12 de abril de 2011

El pueblo Awá: EL SILBIDO DEL QUINDE


El pueblo Awá, gente del monte, gente de la selva… de ahí vienen, de ahí venimos…
ahora vivimos en la ciudad. ¿Cuándo regresaremos a nuestra tierra? Pronto, muy pronto…

La historia de nuestro pueblo…
Antes, mucho antes, no existía gente. Sólo árboles cubiertos de barbacha.
Había un árbol grande con bastante barbacha negra.
Ésta fue creciendo y creciendo con el agua y llegó hasta topar la tierra.
Así nació nuestro mundo, el Inkal Awá.
Sí, el mundo donde estamos nosotros y todo lo que existe: los árboles, los animales, los ríos, las nubes, el sol, la luna, el trueno, los espíritus de la selva, el astarón, la viuda, el disgalla.
El Inkal Awá.

El pueblo awá viene de los grupos indígenas que poblaron la parte sur occidental de Colombia, en el litoral del Departamento de Nariño. Eran los sindahua, descendientes de los mayas. Su idioma original es el apawit.
Cuando los españoles comenzaron la conquista del Imperio Inca en Perú, su ruta de abastecimiento fue por la costa pacífica, desde Panamá. En esta zona, ahora conocida como Barbacoas, en Nariño, los españoles encontraron a los sindahua. Los españoles fueron derrotados por los sindahua una y otra vez durante cien años. Al final, la pólvora de los invasores se impuso…

De esta forma, comenzó un largo proceso de colonización de las tierras tradicionales de los sindahua-awá y los desplazamientos forzados que continúan hasta la actualidad…

Si somos de la selva, ¿por qué vivimos en Ricaurte, abuela? ¿Por qué salimos de nuestro pueblo?

Hace mucho tiempo, el cielo se llenó de luciérnagas. El quinde silbó tres veces y la lechuza cantó cada noche.
Tuvimos miedo. Ellos anunciaban que algo muy terrible iba a sucederle a nuestro pueblo…
La violencia de la Guerra de los Mil Días en Colombia, desde 1896 a 1899, hizo que los awá comenzaran a emigrar hacia Ecuador.

Se asentaron en las provincias del Carchi, Esmeraldas e Imbabura, donde había buena tierra para cultivar, buena caza y pesca.
Pero no sólo esa guerra los sacó de su territorio colombiano. También el Plan Colombia y las fumigaciones de glifosato sobre sus cultivos, el narcotráfico, la guerrilla, las minas antipersonales, los paramilitares, el ejército, las mineras, la palma aceitera….
De las decenas de indígenas asesinados en Colombia hasta el 2009, la mitad son awás. El gobierno los acusa de colaborar con la guerrilla…

El pueblo awá colombiano, con unos 30 mil integrantes, ubicados en 27 resguardos en Nariño.
En Ecuador 3,500 personas ubicadas en 21 centros comunales reconocidos legalmente.
Los awás se han organizado para defender sus territorios, que llaman resguardos.
En Colombia, la Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA), y la Organización Nacional Indígena (ONIC).
Y en Ecuador, la Federación de Centros Awá (FCAE).

Nosotros somos gente de paz. Y estas guerras no son nuestras. Nuestros antepasados, los attim-aldem, los indios bravos, regresarán para defendernos.
Y algún quinde, un colibrí de larga cola, silbará sólo una vez anunciando buenas noticias.

VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...