LO PRINCIPAL

viernes, 11 de mayo de 2012

VOLVERSE LOCA, UN CUENTO AFRICANO SOBRE LO QUE SIGNFICA SER MADRE

Hace mucho, muchísimo tiempo, vivían en una aldea dos hermanas, dos mujeres jóvenes que no habían tenido la suerte de tener hijos ni hijas. La gente decía que traían mala suerte, que una mujer sin hijos es fuente de desgracias para la aldea. Y muchos pedían que se fueran del pueblo.
  

Señaladas por la gente, las dos mujeres salían todo el día del pueblo y regresaban muy tarde, tratando de no ser vistas. Y en una de esas noches oscuras pasó por su casa una anciana pidiendo algo de comer.  Ellas la hicieron pasar y le ofrecieron sopa caliente.
  - Por Dios, si está empapada por la lluvia... Venga, venga, tome esta ropa y esta manta... - Le dijo una de las hermanas.

Las dos hermanas trataron a la anciana con amabilidad y disfrutaron de que alguien viniera a visitarlas, aunque fuera una extraña... Y sucedió que cuando la anciana terminó de comer la anciana les dijo: - Hay mucho silencio en esta casa. Faltan risas y juegos... ¿dónde están sus hijos?
- Nosotras no tenemos - contestaron - Por eso no nos quieren en la aldea.
- Pues... yo tengo una medicina para tenerlos. -
Dijo la anciana.
- ¿Una medicina?

- Sí. Pero... tiene sus riesgos...

- ¿Quiere decir que podemos enfermar y hasta morir? Díganos, por favor, ¿qué nos podría pasar si la tomamos? -
Preguntaron preocupadas.
- Bueno. Es que... después de haber dado a luz, la madre se vuelve loca.

-
No me importa lo me pase. Yo sería muy feliz teniendo un niño o una niña. Y criarla y dejarla en esta tierra que amo. - Dijo una de las hermanas. En cambio la otras dijo que no quería enloquecer y enfermar por un hijo.
La anciana dio la medicina sólo a la mujer que se la pidió. Y se fue.

Años más tarde la anciana regresó al pueblo y fue a visitar a las dos hermanas... Le presentaron a Lucerito, la hija de la hermana que recibió la medicina. Mientras la otra le preguntó:
- Abuela, ¿por qué nos dijo que quien tomara la medicina se volvería loca? Mi hermana la tomó, tuvo una hija y no enfermó.
- Volverse loca... -
Dijo la anciana - yo no quise decir que se convertiría en una persona que anduviera por la aldea rasgándose las ropas, hablando sin sentido o con la mirada perdida en las nubes...
- ¿Y entonces?

- Una mujer que da a luz un niño o una niña va a gritar, llorar y a reír sin parar. Sufrirá por su criatura y será feliz sin límites. Le hablará, le castigará para luego abrazarle y cantarle, le amará más allá de su vida...


Eso es ser madre... y volverse loca.



BIBLIOGRAFÍA: Cuentos del Mundo, http://es.scribd.com/doc/85918034/La-madre-loca-Africa-Subsahariana-N%C2%BA9-CUENTACUENTOS - Radialistas.net

VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...