LO PRINCIPAL

sábado, 28 de enero de 2012

MEDIOS DE SERVICIO PÚBLICO

¿Qué es un medio de servicio público? Medios de comunicación públicos.

Igual que en Ecuador, en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe casi no hay experiencias de medios públicos. Ni siquiera el nombre resulta familiar. Y es lógico que así sea. Por acá copiamos el modelo comercial norteamericano y se nos hizo creer que los medios de comunicación deben ser empresas privadas. Empresas con fines de lucro.

Tanto se desconoce, que se confunde un medio público con un medio gubernamental. Es decir, una radio o una televisora para hacerle propaganda al gobierno de turno.

Otra confusión grave es creer que estos medios deben ser “culturales”. Pero entendiendo la cultura de la forma más tradicional. La primera radio pública del Ecuador tocaba música clásica todo el día para “culturizar” a su escasa audiencia... ¡Como si la música nacional o la música latinoamericana o la música juvenil no fuera tan culta como cualquier otra! El resultado era una radio pública sin público.

Una tercera confusión respecto a los medios públicos es que éstos no pasan ni deben pasar publicidad. Que deben contentarse con lo que el Estado les asigna. ¿Quién dijo, quién ordenó esto? Si algo tenemos que asegurar en los medios públicos es su independencia de controles comerciales o políticos, como establece el código de la BBC. Y esta independencia difícilmente se logra sin contar con ingresos propios.

Ya que mencionamos a la BBC, este medio público nos da un buen ejemplo de lo que significa independencia editorial. Esta independencia se puso a prueba cuando la guerra de Irak. El entonces presidente de la BBC, Gavyn Davies, se enfrentó con el gobierno de Tony Blair, cómplice de Bush, que había falseado las pruebas de las famosas armas de destrucción masiva. Tony Blair quiso doblegar la línea de no intervención de la BBC y estrangularla económicamente. No le fue posible porque la cadena, aunque recibe fondos del Parlamento Británico, se financia en mayor medida con los 168 euros que pagan cada año los hogares ingleses por hacer uso de sus televisores. La independencia política es indisociable de la económica.

Ni propagandista, ni elitista, ni dependiente únicamente de fondos estatales. ¿Cuál es, entonces, la esencia de un medio público?

Veamos lo que ha estado pasando en España en estos meses. Ha nacido sin previo aviso un medio público en la Puerta del Sol, en Madrid. Una multitudinaria emisora sin antenas con 50 repetidoras en 50 ciudades provinciales. Miles de jóvenes, y no tan jóvenes, se han dado cita en la plaza central de la capital española para debatir, para hacer escuchar sus voces, para demostrar su cabreo contra unos políticos que no les representan y contra unos banqueros que les han estafado. Y este medio público se coordina a través de las redes sociales, de infinidad de corresponsalías espontáneas que informan y dan las primicias con mayor rapidez y efectividad que cualquier periodista de El País o El Mundo.

Creo que no hay mejor símbolo para definir lo que puede y debe ser una radio pública, una televisión pública, que esta rebelión de la digna juventud española. Y por digna, indignada. Que siga la indignación en España, en Wall Street, en Grecia, en los países árabes...

VIDEOS HISTORIA, FILOSOFIA

Loading...